La felicidad está en el deseo (en la ilusión por algo o alguien), mientras que el goce «frustra». Disfrutar lentamente de la ilusión es más satisfactorio que tenerlo todo.

Los profesionales de la Clínica Serendis podemos ayudarte a mantener el equilibrio mental en tu vida.